1917-2017 ¿Qué sucedió realmente en Fátima? (III)

La descripción del ser luminoso que vieron los niños ¿encaja con la semblanza de la Virgen?

Descripción de la aparición e imagen idealizada
Las actas originales que se hicieron en su día, después de tomarles declaración a los videntes, ofrecen una auténtica semblanza del “ser luminoso” que los niños dicen que vieron flotando sobre la famosa encina. Pese a que fueron tratados con mucha dureza dialéctica por su propia familia y por los clérigos que les interrogaron, e incluso fueron arrestados por las autoridades civiles, ellos nunca dijeron haber visto a la Virgen, sino a un ser brillante de poco más de un metro de estatura al que definieron como la “señora o mujercita”. Este Ser hablaba sin mover los labios y cuando descendía del árbol parecía hacerlo sobre una especie de rampa luminosa. De los tres vidente, Francisco aseguró que nunca escuchó nada y Jacinta, su hermana, la escuchaba algunas veces. Solo Lucía aseguró oírla siempre, aunque sus labios no se movieran al hablar ¿Telepatía? La descripción física puede decirse que “escandalizó” a los oyentes, especialmente al describir sus ropajes: una extraño tocado en la cabeza ¿una escafandra transparente? Una especie de capa como “acolchada”, un vestido largo hasta las rodillas y en sus manos una bola como de cristal. En cuanto a su rostro, destacaron una tez muy brillante, de líneas suaves, grandes ojos negros y boca muy pequeña.

1917-2017 ¿Qué sucedió realmente en Fátima? (II)



Los testigos vieron cómo uno o dos “soles” evolucionaban en el cielo lloviznoso de aquel 13 de octubre. Pero ¿realmente era el Sol?



Uno de los efectos más misteriosos y controvertidos de todos cuantos ocurrieron en Cova de Iría a lo largo de los 6 meses que duró el fenómeno de la supuesta aparición (recuérdese que fue el día 13 de cada mes, desde mayo a octubre) fue sin duda el llamado “baile del Sol” sobre las cabezas de la muchedumbre que aquel lluvioso día de octubre de 1917 se concentró en toda la zona donde presumiblemente se aparecía la Virgen. Se habló de 70.000 personas, una cifra que parece a todas luces exagerada, sin embargo el enorme gentío que podemos apreciar en las imágenes que tomó Josua Benoliel, un prestigioso fotógrafo portugués, debió estar compuesto por varios miles de testigos que presenciaron el prodigio “in situ” presos de un notable grado de estupefacción, nerviosismo y temor, a juzgar por las imágenes.

1917-2017 ¿Qué sucedió realmente en Fátima? (I)

Aunque este caso concreto no responde a la casuística mariana,  allí indudablemente ocurrió un acontecimiento extraordinario

Los protagonistas, fotografiados en aquella época.
El próximo 13 de octubre de este año 2017 se cumplirá el I Centenario de un hecho que para la inmensa mayoría de personas es una de las muchas apariciones religiosas que ha habido a lo largo de la Historia y que la Iglesia Católica ha avalado como auténtica. Pero ¿debemos considerar que este caso fue realmente una aparición mariana? ¿Fue la Virgen María el Ente que se apareció a tres niños portugueses en los primeros días de mayo de 1917, por primera vez? La aparición se repitió cada día 13 de los meses siguientes hasta el mismo 13 de octubre, en que un enorme gentío, cifrado en miles de personas, asistió a un acontecimiento inusual, inexplicable y extraordinario, un acontecimiento que tuvo mucho de tecnología y muy poco de misticismo. De este hecho misterioso del que se tomaron imágenes fotográficas y posteriormente contó con el testimonio de personas no-creyentes que asistieron al desarrollo del fenómeno junto a una masa de creyentes y gente de todas las edades, cultura y condiciones sociales.

O.V.N.I.s ¿Y si fuesen Máquinas del Tiempo?

Bajo este supuesto, sus extrañas y silenciosas visitas  cobran una aplastante lógica

Hay una inmensa mayoría de seres humanos que al escuchar la palabra OVNI suelen relacionarla  inmediatamente con exóticas naves espaciales que llegan a la Tierra desde los confines del Universo o son procedentes de lejanas galaxias donde la vida inteligente y, por lo tanto, una ultrasofisticada civilización, ha logrado unos estadios de desarrollo que son impensables para la Humanidad del siglo XXI. Este supuesto no se puede descartar en absoluto, sin embargo y de forma inmediata, surge una serie de interrogantes para las que no tenemos respuesta, salvo que sea de la naturaleza misma de aquellos relatos que nos hablan de supuestos contactos secretos con los líderes mundiales para no sabemos qué fin o como una especie de conspiración en la sombra entre los gobiernos más poderosos del Planeta y estas supercivilizaciones alienígenas.


¿Un Mensaje desde el Más Allá?

Las palabras de aquella niña que dejaron atónitos a los miembros de una familia

Francisco P.S. tenía 60 años prácticamente recién cumplidos cuando sufrió aquel percance inesperado. Siempre había gozado de buena salud, desarrollaba a la perfección su trabajo en una empresa del sector servicios y su vitalidad parecía la de un joven de 30 años. Nadie podía suponer que el fin de sus días estuviera tan cerca. Aquel festivo había ido con su esposa   a comer a casa de unos amigos. Fue una comida campera en una finca de las afueras de la ciudad, al aire libre y bajo el suave clima de un día de finales de septiembre. La sobremesa, bajo un  porche de lona, entre los árboles, fue amena y deliciosa. Hablaron de los viejos tiempos de juventud, de sus estudios en la Universidad, de sus viajes de fin de semana, de sus recuerdos y añoranzas. Francisco era amante de la Naturaleza y su mayor ilusión era poseer una casita de campo, algún día.

Esto es lo que se siente cuando estás muerto (testimonio de alguien que "murió" dos veces)

Cada vez más científicos están estudiando las Experiencias Cercanas a la Muerte, pero no todos las viven igual

La descripción médica más antigua de una Experiencia Cercana a la Muerte (ECM) data del siglo XVIII. Un médico militar del norte de Francia, Pierre-Jean du Monchaux, describía el caso de un farmacéutico de Paris que se había quedado inconsciente y, al despertar, aseguró haber visto una luz “tan pura y brillante que pensaba que estaba en el cielo”. 

Aunque historias como estas son relativamente habituales entre los pacientes que experimentan una muerte clínica, el interés por las ECM ha crecido enormemente en los últimos años. En parte, por el creciente interés por explicar el fenómeno desde la ciencia; en parte, por el bombazo editorial que ha supuesto La prueba del cielo (Planeta), el libro en el que el neurocirujano Eben Alexander narra lo que sintió tras pasar siete días en coma como consecuencia de haber sufrido un derrame cerebral.